8 de abril de 2012

Cinder

Escuchó el hacedor hablar de un mundo futuro, donde ciborgs y androides conviven con selenitas.

Título: Cinder
Autora: Marissa Meyer
Saga: Crónicas lunares I
Editorial: Montena
Páginas: 404
Sinopsis: Bienvenidos a Nueva Pekín, metrópoli central de un mundo futuro donde humanos, ciborgs y androides coexisten en precaria convivencia, amenazados todos por una extraña y caprichosa plaga mortal para la que los científicos no encuentran cura. Esa es la ciudad en la que vive Linh Cinder o, simplemente, Cinder, una ciborg que, por serlo, es odiada y despreciada por todos, y sobre todo, por Adri, su madrastra, cuyo amor y respeto jamás ha tenido a pesar de que gracias al trabajo de Cinder ella y sus dos hijas, Pearl y Peony, pueden salir adelante y aparentar más de lo que son. Aunque no todo son malas noticias: Peony es su mejor amiga. Su mejor amiga humana. Sabe que no lo logrará, pero no deja de alimentar la esperanza, que sabe vana, de ganarse el favor de su familia y de ir, ¿por qué no?, al baile real que cada año se celebra en Palacio. Pero es el cuento de nunca acabar porque Adri, que no deja de prometerle lo mejor para cuando acabe lo que sea que tiene que hacer, siempre le tiene guardada una tarea nueva, que arregle el levitador o cualquier otro cachivache. Porque Cinder es la mejor mecánica de Nueva Pekín, y tan grande es su fama que el mismísimo Príncipe Kaito, heredero de la Comunidad Oriental, ha acudido a su cuchitril en el mercado para confiarle el arreglo de su androide. «Contiene infor-mación confidencial y es una cuestión de seguridad nacional que la recupere… antes de que lo haga otra persona», le explica.

Opinión: Cinder es un libro que llama la atención desde la portada hasta la última página. Predecible, eso sí, pero con un aspecto novedoso en el tratamiento de muchos temas, así como un estilo especialmente adecuado para lo que quiere contar. Se trata de volver a contar el cuento de la Cenicienta, así que la parte predecible es clara, y sin embargo cuando nos la encontremos sin duda nos sorprenderá. Tiene detalles muy buenos, así como otros que, sin ser malos, desmerecen un poco el conjunto. Eso sí, se trata de una lectura muy recomendada.

Este cuento, porque a pesar de lo que nos digan no se trata de otra cosa, trata de una joven mecánica, ciborg para más señas. Para los no entendidos en ciencia ficción, que sé que el vocabulario siempre puede complicar las cosas, un ciborg es un humano, o lo que sea, con parte biomecánica integrada. Pero claro, la sociedad en la que se encuentra tiene a bien señalar que los ciborgs no son humanos reales y por tanto pueden ser propiedad y están vistos más o menos como androides pero aún peor. Por lo menos los androides son conscientes de que son máquinas, piensa la mayoría. En fin, se trata de una mecánica afamada. Tan afamada, que un día va el príncipe a su tienda con un androide para que lo repare. Y a partir de este momento, la vida de nuestra querida Cinder (claro remedo de Cinderella) dará un giro muy importante.

Los personajes de esta fábula están claros desde el principio, incluso lo que se supone que no debemos saber sobre la protagonista, a mí me resultó clarísimo desde prácticamente el primer momento. Además, cada uno de los personajes, como buen personaje de fábula, entra dentro del arquetipo que quiere representar. El príncipe es muy príncipe, la hermanastra y la madrastra son eso. Aquí hay que hacer varias excepciones: tanto la androide como la hermanastra buena son un ejemplo de cómo traer personajes al presente cambiándoles de una manera agradable para la lectura. También tendremos a la malvada reina que quiere conseguir casarse con el príncipe con aviesos fines. Tengo que reconocer que me gustaba mucho el léxico arcaizante con que me contaban estos cuentos. No es eso lo que os vais a encontrar en este caso, sino unos personajes muy humanos y muy cercanos, pero al mismo tiempo completamente dentro de arquetipos, como ya digo.

En cuanto al estilo, solo puedo decir que es ameno, que tiene las descripciones en su momento. Algunas veces parece guardarse las descripciones hasta el momento en que le son necesarias, dejando al lector con tres palmos de narices cuando se ha imaginado algo de una determinada manera y luego no es así. También es interesante ver cómo nos construye de una manera sencilla el mundo, sin ocultarnos nada, sino enseñándonoslo todo en su momento. Por otro lado, hablando de la construcción del mundo, no deja de ser extraño que haya una colonia en la Luna y nunca se haya intentado viajar más allá. Sobre todo porque con una base en la Luna no habría mucha dificultad para salir, debido a su carencia de atmósfera y a su menor pozo gravitatorio. Pero claro, no es necesario y si los sucesos que nos medio cuentan sucedieron en el orden en que nos los muestran… pues es perfectamente plausible la falta de ambición de la especie humana. Lo gracioso es que no está muy lejos de la evolución en la que creyó Isaac Asimos en su ya lejano Fundación y Tierra, o en las historias de robots, pero supongo que una referencia así solo la saca alguien que haya leído demasiada ciencia-ficción.

La trama en sí es bastante tranquila, en el sentido de que más o menos puedes ir adivinando todo lo que va a suceder. Y, sin embargo, habrá múltiples momentos que te emocionarán y te convencerán de que te encuentras ante una obra que, bebiendo de muchas fuentes, consigue que realmente tengas ganas de seguir leyendo y de que llegue pronto la segunda parte de la saga. Porque, sin acabar en un cliffhanger mortal, de estos que te dan ganas de matar a todo quisqui, no acaba en este libro. Eso sí, es un final natural, de estos que te permiten aceptarlo sin más, y querer leer más simplemente para continuar la historia. Nadie se morderá los muñones por este final.

Podemos hablar por tanto, de un muy buen comienzo de saga, de una muy buena reutilización de los arquetipos de cuentos, y de una cercanía a los cánones de la ciencia-ficción más asimoviana que traerá de cabeza a mucha gente al no poder unir fácilmente eso a un título claramente juvenil y que busca que los que lo lean piensen un poquito.

Impresión general
Puntuaciones
Trama: 9
Personajes: 9
Ambiente: 9
Estilo: 9
Recreación: 9

11 comentarios:

  1. Es mi lectura actual y me está encantando, me parece muy original y los personajes están muy conseguidos ^^
    Gracias por la reseña :)
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. Lo voy a empezar en breve por que no me aguanto mas las ganas jejeje
    Un beso y gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
  3. Madre mía que pintanza!
    Cada vez me llama más *-*
    Gracias por la reseña!
    Besitos!

    ResponderEliminar
  4. Es curioso cómo, aun siendo predecible en ciertos aspectos –y somos muchos los que coincidimos en ese punto–, la novela resulta maravillosa. La ambientación y el tratamiento de los personajes es exquisito y está maravillosamente escrito.

    ResponderEliminar
  5. He leído ya muchas reseñas en la que dicen que es predecible y eso me echa un pelín para atrás, pero la ponéis tan bien que hay que darle una oportunidad, desde luego.

    Nos leemos.

    ResponderEliminar
  6. La portada es bella, pero que buena reseña y que redaccion , que aunque sea muy predecible tengo ganas de leer, saludos:)

    ResponderEliminar
  7. Jejejeje, eso pasa por leer demasiado, a veces el conocimiento es una lacra ;o).
    Ya veo que aunque arquetípica y poco sorprendente, le has dado una puntuación principesca. La leeré, sin duda, cuando caiga. De momento, a la lista de espera.
    Besotes futuristas.

    ResponderEliminar
  8. A mi me llama pero me cansa un poco que sean retellings xD

    ResponderEliminar
  9. @Liz:El tema de los retellings es un tema peliagudo. Personalmente, me gustan mucho, sobre todo cuando están bien hechos, porque si una historia funciona a través de generaciones, es porque tiene algo que la hace especial. En cambio, si está mal hecho el retelling acabas acordándote en todo momento de la historia y te preguntas cómo pueden cagarla con tan buen material de inicio.

    En este caso es realmente recomendable, porque se nota el cariño con el que se ha hecho.

    @Skila: Que sea predecible no tiene por qué ser malo, cuando un buen cuentacuentos te cuenta un cuento clásico tú sabes cómo va a ir, y sin embargo lo disfrutas desde el primer momento.

    ResponderEliminar
  10. Lo quiero, pero ahora no puedo gastarme el dinero en esas cosas XD. xa-LFDM

    ResponderEliminar
  11. Me encantó este libro!! *_*
    ¡un beso!

    ResponderEliminar