19 de febrero de 2017

Entrevista para Geek World de Louise Cooper

Hoy os traemos, tarde por fallos de Blogger, la entrada de la semana de nuestra autora adoptada, Louise Cooper. En este caso, se trata de una entrevista bastante interesante en la que trata varios temas interesantes.


Fuente original
Traducida por Khardan.
Entrevista a Louise Cooper:


Louise Cooper, la autora de la novedad de febrero, la novela ambientada en Doctor Who Rip Tide,  así como de la trilogía Daughter of Storms y muchas otras obras, ha dedicado algo de tiempo a respondernos algunas preguntas.

1. ¿Cómo se te ocurren las ideas para tus historias? En otras palabras, ¿cómo se comunican las musas contigo?
Es una de las preguntas más difíciles que me podías hacer, ¡porque en realidad no tengo ni idea! Simplemente germinan, como semillas que surgieran inesperadamente en el jardín. Y, como estas, suelen aparecer en lugares y momentos inesperados. Puede pasarme mientras estoy con un rupo de amigos, o en el mar divirtiéndome, o andando, o escuchando el partido de críquet en la radio... de repente, sin venir a cuento, me viene el esqueleto de una historia. Menos mal que mi marido, Cas Sandall es, (a) tolerante y (b) está acostumbrado a mi forma de ser, ya que, sin duda, soy alguien muy peculiar con quien vivir.

2. ¿Tienes alguna costumbre especial a la hora de escribir? ¿O simplemente te sientas ante el ordenador y empiezas?

Me siento avergonzada cuando otros escritores dicen que tienen unas horas definidas a las que se adhieren sin duda para trabajar. No es mi caso para nada. Si la musa canta, o, para ser completamente honesta, ¡si llego tarde a una fecha de entrega y empiezo a sentir pánico!, me siento y empiezo a escribir, sin ninguna costumbre rara ni nada. Aunque tengo el hábito de, como dice Cas, «vagar», pasear por la casa o el jardín con la mirada perdida, como si no estuviera en este mundo mientras desarrollo una trama y la recorro por dentro como si fuera una película en mi mente. Es duro, en serio.

3. ¿Cuáles son las influencias de tu literatura?

Pues se trata de una lista un tanto ecléctica, Empezaría por los orígenes de los antiguos mitos y leyendas, sobre todo los de las Islas Británicas y Escandinavia. Algunos de mis escritores favoritos dl siglo XX, como Rudyard Kipling (cuya habilidad descriptiva me parece sin parangón) o Nevil Shute, cuya capacidad para introducirte en la historia y mantenerte pasando páginas me parece incomparable. De literatura infantil, amo a C. S. Lewis (llevo siendo una adicta a Narnia desde que aprendí a leer), E. Nesbit, Susan Cooper (quien no haya leído la saga The Dark is Rising [El primer libro está publicado en español con el nombre Sobre el mar, bajo la tierra por la Editorial Montena]) debería ir y comprarla AHORA MISMO) y la que una vez fue popular pero ahora está descatalogadísima, Monica Edward. Mis favoritos en la ciencia ficción y fantasía adultas son Ray Bradbury (increíblemente evocativo), Robert Sheckley (te partes la caja con él) y John Varley (con su prodigiosa imaginación).


4. ¿Cuánto tardas normalmente en escribir una novela? ¿Cuántas veces la revisas?

Hay dos factores principales en este tema. El primero, lógicamente, es la longitud del libro. Una novela para adultos puede alcanzar las 120.000 palabras, mientras que mis libros infantiles caen dentro del rango de 25.000 a 40.000, Un libro corto infantil, como los de la saga Sea Horses, puede llevarme de 4 a 8 semanas, dependiendo de cómo de detalladafuera mi sinopsis inicial, mientras que una novela young adult más larga como Demon Crossing tarda entre dos y tres meses. Las adultas me llevan incluso más tiempo, hasta seis meses. Sin embargo, siempre estoy trabajando en más de un proyecto al mismo tiempo, así que ese periodo incluye tiempo dedicado a otros libros. 

Excepto en casos muy excepcionales, no hago grandes revisiones. En principio, el primer borrador es el libro acabado, parece que sé instintivamente mientras escribo si la trama o el ritmo van bien o se están perdiendo. Si pasa esto último, vuelvo un capítulo o dos atrás y lo arreglo antes de continuar. Es la forma en que mejor trabajo. Si me diera por hacer un borrador y luego reescribirlo varias veces, perdería el sentimiento que lleva la obra y el producto terminado sería demasiado «cauto». Esto me pasa sobre todo con las escenas de mucha tensión: parecen salirme mucho mejor si simplemente acepto lo que me sale de primeras. Cuando está terminado, le echo un vistazo como correctora, buscando los fallos de continuidad, errores gramaticales, palabras repetidas, etcétera. Pero eso es todo lo que hago. Pero no estoy diciendo que sea el método que todos deberían seguir. Es un tema de qué le va mejor a cada uno, y esto es lo que mejor me va a mí.

5. ¿Cómo superas los bloqueos del escritor?

¡Teniendo dos o, más habitualmente, tres o cuatro proyectos a la vez! ¡Así, si me atasco en uno, puedo irme a otro y trabajar en él durante unos días! ¡Con eso me desbloqueo habitualmente!

6. De todo lo que has escrito, ¿cuál dirías que es tu historia favorita? ¿Cuál te ha dado más la satisfacción de un trabajo bien hecho?

Durante años mi favorita, o más bien, mis favoritas, fueron la trilogía de El Señor del Tiempo y sus spin-offs, más que nada porque, durante doce libros, el mundo y sus personajes se hicieron muy reales para mí. Y ya cuando mi marido creo el maravilloso mapa del mundo para la trilogía young adult Daughter of the Storms, esa sensación se intensificó. ¡Ese mundo se ha convertido ya en un hogar para mí!

Pero en cuanto a la sensación de trabajo bien hecho, mi mayor satisfacción es mi última novela para adultos. Me gusta pensar que conforme maduro, estoy refinando y mejorando mi habilidad al escribir, así que cada nuevo proyecto se convierte, por eso mismo, en mi mejor obra hasta el momento para mí. Eso me anima mucho, porque da a entender que mejoro con el tiempo. Solo espero que nunca me sienta absolutamente satisfecha con ninguna historia, ya que eso significaría que me he estancado.


7. ¿Tienes algún favorito entre tus personajes?
Definitivamente, Tarod, el protagonista de la trilogía El señor del tiempo [¿Y quién no?] Apareció por primera vez en Lord of No Time en 1977, después de desarrolló más cuando lo expandí a la trilogía cerca de diez años más tarde. No diré mucho de él, ya que no querría estropear ninguna sorpresa a los posibles nuevos lectores [Debéis leerlo. Tarod es AMOR]. Cualquiera que haya leído la trilogía y sus spin-offs lo conoce bien. Aún recibo cartas de fans que están o estuvieron enamoradas de él...

Tengo otros dos que se quedan cerca. Uno es Savrinor, el artero y cínico historiador del castillo que tiene un papel importante en la precuela Star Shadow. Creo que me gusta más por el reto que fue darle su voz que por ninguna otra razón. ¡Desde luego, si fuera una persona real me costaría quererlo como amigo! En otros aspectos, tengo mucho cariño a Strann, el músico itinerante que se mete en grandes problemas en la secuela La puerta del Caos. Es divertido e independiente, muy inteligente pero con un humor con el que se hace burla a sí mismo. Aunque todavía no había conocido a mi marido cuando creé a Strann, sin duda hay parecidos, así que supongo que hay que tenerlo en cuenta.


8. ¿Qué crees que necesita un buen autor de fantasía?

Lo mismo que cualquier otro buen autor. Para mí, eso significa primero y sobre todo la habilidad para crear una historia que mantenga el interés del lector desde el principio hasta el final. Creo firmemente que el autor debe escribir las historias que él o ella quisieran leer. Casi ni importa qué historia sea, si está bien contada y con verdadero interés y entusiasmo, el resultado será un buen libro. Si, cuando termino de leer una historia, me quedo con la impresión satisfactoria de haber estado allí con los personajes, y haber llegado a conocerlos como amigos, o enemigos, entonces, para mí, eso es lo que cuenta. 

9. ¿Puedes decirnos en qué estas trabajando y cuándo esperas que esté disponible en librerías?

Todo el trabajo que tengo encargado va para el mercado infantil o juvenil. Mis próximas publicaciones forman parte de la nueva serie Streetwise de Pearson educactional para cinco y seis años. Mis contribuciones son Kissy, Kissy un retelling de la leyenda del Príncipe Rana y dos novelas cortas, Butch, the Cat-Dog, otra historia de humor muy divertida sobre un felino muy travieso, y Pebbleboy, una historia mucho más de mi estilo personal. Lo que tengo entre manos, bueno, acabo de comenzar una novela realista young adult para Hodder, ambientada en Cornualles, donde vivo, y con un trasfondo surfero. Todavía no se ha decidido el título, pero ser del estilo de mis dos últimas novelas para Hodder, Demon CRossing y Hunter's Moon, y, siendo como es mía, tiene bastante rareza. También esto con el tercero y el cuarto de Sea Horses para Puffin, que también está ambientado en Cornualles y es un misterio con fantasía para lectores jóvenes, centrado en ponis y en cabalgar. Sea Horses II, The Talisman debería salir en NAvidades de 2003, pero tengo una fecha de entrega importante con la novela de Hodder, así que esa no estará hasta finales del 2004.

Y para no parecer vaga, también estoy preparando varias sinopsis infantiles nuevas, así como dos ideas para el mercado adulto. Este aspecto de mi trabajo está atravesando unos pocos cambios, en el sentido de que me estoy moviendo hacia lo comercial. El único problema, francamente, es la dificultad de conseguir que te publiquen en adulto en estos momentos. Es todo un tanto deprimente. Los editores dicen que mi nuevo trabajo es genial, pero parece que me han etiquetado dentro del género de fantasía y la lucha por librarme de la etiqueta es muy difícil. Y sin embargo, al mismo tiempo, toda mi fantasía adulta está descatalogada, y no estoy teniendo ninguna suerte para volver a ponerla a la venta. Sin duda, hay mercado para ello, si tuviera cinco libras por cada carta que he recibido de fans frustrados a la busca y captura de las sagas El señor del tiempo e Indigo, ¡prácticamente me podría retirar! Pero persuadir a un editor de que se dedique al fondo es bastante complicado. A este paso, debería crear mi propio sello (¡Sonríe!).

10. ¿Una cita o algún consejo que quieras compartir con nosotros para terminar?

Una cita maravillosa de John Wain que descubrí en la revista de la Society of Authors': «Being a writer isn't a profession - it's a condition» [Ser un escritor no es una profesión, sino un estado].

En cuanto a consejo, para cualquiera que quiera ser escritor, o que no pueda dejar de escribir, que es básicamente lo mismo, le diría: ¡Nunca te rindas! Escribe, escribe, escribe. Y, sobre todo, disfrútalo. Es la medicina del alma. 

1 comentario:

  1. No me extraña que me vaya como me va... Con dos "maestras" que son completamente opuestas, sale una cosa como yo que es incapaz de avanzar xDD

    «Para evitar el bloqueo me sumerjo en otro proyecto»... Esto no sería malo si al final no acabase por abandonarlos todos y sentirme aún peor por ello...

    ResponderEliminar