16 de abril de 2017

Infanta

Continúa el viaje de Índigo en busca de demonios.

Título: Infanta
Título original: Infanta
Autora: Louise Cooper
Editorial: Timun Mas (descatalogado)
Traductora: Gemma Gallart
Páginas: 383
Sinopsis: Todavía quedan muchos demonios que vencer…
Ahora, Índigo y Grimya se dirigen hacia Simhara, el lugar donde la piedra-imán indica que aparecerá el nuevo demonio que la hija-de-Kalig debe destruir. Sin embargo, Índigo se entera de que la ciudad se halla bajo el asedio de un ejército enemigo, y, al desviarse de su itinerario, se encuentra con la Takhina, reina de Simhara, que huye de la ciudad con su hija, la Infanta, que no es más que un bebé.

Opinión: Seguimos con Índigo y su viaje para librar al mundo de los Grandes Demonios. En este caso, va al palacio de Khimizi, que acaba de ser conquistado, y acaba siendo la tutora de una niña que se casará en cuanto tenga edad con el conquistador para dar legitimidad a la nueva dinastía. Sigo teniendo muchos problemas con el personaje principal, y eso que la historia en este caso me ha gustado más que en el anterior. El problema, demasiado obvio cuál iba a ser el giro acerca del demonio.


Y es que Índigo nos dice tantas veces quién es el demonio, y puedes ver tan claramente que está obsesionada y llena de prejuicios, que obviamente no podía ser ese. Y claro, luego tenemos la parte autocompasiva quejándose de que no hace nada porqeu no tiene poder contra ese demonio. Creo que en esta ocasión es obvio que se está enfrentando a un demonio basado en un juicio acerca de las personas por su aspecto. Y es tan obvio, y ella mete tanto la pata, que me ha tenido con los ojos en blanco en varios momentos. Luego está Grimya, que sigue siendo adorable y la que salva las papeletas. En esta ocasión, eso sí, tenemos otros secundarios, como Leando, Karim, Pheneric o Augon. Todos ellos están bien construidos, aunque se nota que los vemos a través de la óptica de Índigo, que nos intenta vender la moto acerca de quiénes son los buenos y quiénes los malos. Y no lo consigue, así que el plot twist se queda descafeinado en cuando a lo que sucede, pero tiene la fuerza típica de Louise en cuanto a las reacciones de los secundarios.

El estilo se mantiene, con algunas descripciones maravillosas y, por primera vez, una auténtica escena de batalla digna de tal nombre. Y sí, le queda genial y se va notando la mejora al avanzar durante la saga en las habilidades narrativas de Louise. Ahora, a ver si por una vez no se equivoca de una forma tan constante Índigo para que deje de ponerme de los nervios. (Los personajes tienen derecho a equivocarse, pero es que Índigo se equivoca por ser una prejuiciosa de tomo y lomo). También ayuda al desarrollo de la historia las cien páginas extra respecto a los libros anteriores.

Impresión general
Puntuaciones

Trama: 6
Personajes: 8
Estilo: 7
Cultura: 7
Prejuicios: 5

0 comentarios:

Publicar un comentario